Cambiar de perspectiva no es lo mismo que hacer concesiones

Resultat d'imatges de perspectivaHay ocasiones en las que, en una discusión, una de las partes decide hacer una concesión para evitar un conflicto. A corto plazo puede ser una buena solución. Sin embargo, el conflicto en realidad no se ha resuelto sino que se ha aplazado. La parte que cede y hace una concesión puede generar resentimiento hacia la otra parte. Si esto se convierte en un patrón que se repite en el tiempo, el resentimiento se acumula y puede pasar que una circunstancia aparentemente insignificante desate un gran conflicto. Es aquello de “traga sapos y vomita dragones“.

Así que mi propuesta de hoy para ti es que, en vez de hacer concesiones, lo que hagamos es un cambio de perspectiva que no tiene el inconveniente de generar resentimiento y respuestas explosivas y permite generar soluciones eficaces. Si quieres saber cual es la diferencia y como se puede hacer te recomiendo que continúes leyendo este artículo. ¿Me acompañas?

Cambiar de paradigma

De lo que se trata es de abandonar el paradigma que hay alguien que tiene La Razón. Fíjate que lo he puesto en mayúsculas para señalar la idea que La Razón es única y, por lo tanto, sólo la puede tener uno. En contrapartida a eso, lo que te propongo es otro paradigma en el que no hay una sola razón sino que cada uno tiene su razón y que la razón de todo el mundo es igual de valiosa y merece ser tenida en cuenta de igual manera. Esto implica que ya no hay que luchar para tener La Razón sino que hay lo que hay que hacer es trabajar para entender la razón de cada una de las partes y desde ese lugar, encontrar un acuerdo. Ya no se trata de hacer concesiones sino de cambiar de perspectiva ¿Como se hace esto?

Tratar el conflicto a otro nivel

Creo que hay una frase atribuida a Einstein que dice que un problema no se puede resolver en el mismo nivel que en el que se ha creado. La propuesta de la Comunicación Noviolenta (CNV) consiste en aplicar este principio y trasladar el conflicto que se produce en el nivel de las estrategias y moverlo al nivel de las necesidades. Pongamos un ejemplo para explicar que quiero decir con esto.

¿Quieres abrir la ventana?

Supón que dos personas están en una sala y una se levanta y abre la ventana. Entonces la otra persona le dice:

– No abras la ventana. La ventana estaba cerrada así que vuelva a dejarla como estaba.
Entonces el otro le contesta
– ¡Vaya tontería! Las ventanas están para abrirse, no para que estén siempre cerradas, así que voy a abrirla.
….

El conflicto está servido y parece que la solución es imposible a menos que uno haga una concesión o que el otro se imponga sobre el primero. Como ya he comentado antes, el conflicto se produce a nivel de estrategia, es decir, que lo que produce el conflicto es el hecho de abrir o no abrir la ventana. En este nivel es imposible resolverlo, así que hay que cambiar al nivel de las necesidades. Así que la pregunta que podría hacerse a cada una de las partes es: ¿cuales son las necesidades que quieres cubrir abriendo la ventana? Igualmente a la otra parte, ¿cuáles son las necesidades que quieres cerrando la ventana? El proceso podría ser algo parecido a lo siguiente:

Primero: Uno habla y el otro escucha cuales son “sus” razones, o mejor, sus necesidades. Podría decir algo así:

– Mira yo quiero abrir la ventana porque encuentro que el aire está enrarecido y abrir la ventana para ventilar seria algo muy saludable. Así que la necesidad que quiero cubrir con la estrategia de abrir la ventana es la necesidad de cuidado hacia mi salud. También quiero cuidar la salud la de las personas que están en esta sala, así que quizás también hay una necesidad de contribuir al bienestar de los demás.

– Vale, escucho que quieres cuidarte y también quieres contribuir a la salud de los demás, ¿es eso?
– Sí
– Vale. Ahora te explico yo. Yo quiero dejar la ventana cerrada porque estoy un poco enfermo y si se abre la ventana habrá corriente de aire y no quiero enfermar más. Así que la necesidad que quiero cuidar con la estrategia de dejar la ventana cerrada es la de cuidado hacia mi salud.
– Escucho que me dices que cerrando la ventana quieres tener cuidado de tu salud, ¿es eso?
– Sí eso
– Pues estoy muy sorprendido. No tenía ni idea que cerrando la ventana lo que querías es cuidar de tu salud.
– Pues yo también estoy sorprendido porque no sabía que abriendo la ventana lo que querías es crear un ambiente saludable y cuidar de las personas. Qué curioso, los dos tenemos las mismas necesidades. ¿Qué podemos hacer?
– Mira, a mi se me ocurre dejar la ventana cerrada hasta que tu te marches y luego la abro para que se ventile. Así los dos cubrimos nuestras necesidades de cuidado propio y de los demás.
– Vale ! Incluso se me ocurre que puedo descansar en otro sitio. Así puedes abrir la ventana ya.
– Perfecto !!

Conclusiones

En este artículo hemos visto algunas cosas. La primera que hacer concesiones puede ser una forma de posponer un conflicto pero no es una forma eficaz de resolverlo. También hemos visto el cambio de paradigma que supone pasar de buscar tener La Razón a descubrir cuáles son las razones de cada una de las partes, lo cual supone investigar en las necesidades de cada parte. Finalmente hemos visto cómo un conflicto irresoluble se puede gestionar pasando del nivel de estrategias al nivel de necesidades. Cuando se cambia a este nivel y hay escucha se pueden reconocer las necesidades de la otra parte (cambiar de perspectiva) y gracias a que las dos partes se reconocen como legítimas, las necesidades del otro, pueden trabajar colaborativamente para encontrar estrategias que funcionen para todos.

Para acabar, no quisiera que pensaras que hacer concesiones está mal y en cambio, cambiar de perspectiva está bien. Sólo quiero señalar que esto último te puede abrir posibilidades en caso que quieras desencallar una situación conflictiva que consideres que merece la pena resolver.

¡Buen viaje !

Acompaño a personas y organizaciones a desarrollar formas de comunicarse para que las relaciones sean eficaces, satisfactorias, saludables y sostenibles.

Sobre nosotros Francesc Bonada

Acompaño a personas y organizaciones a desarrollar formas de comunicarse para que las relaciones sean eficaces, satisfactorias, saludables y sostenibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *