El caballo y el pozo: Las críticas destructivas.

Cuando nos hacen una crítica destructiva nos duele y por ello la rechazamos y nos ponemos a la defensiva. Además, no tenemos ningún control sobre lo que hacen los demás. Vamos, que no podemos evitar que los demás nos hagan críticas destructivas. Entonces, ¿qué podemos hacer con esto? Esta situación me recuerda la historia del caballo que cayó en el pozo.

Cuenta la historia que había un campesino que tenía unos caballos que le ayudaban en los trabajos de su hacienda. Un día, su capataz le avisó que uno de sus caballos había caído en el fondo de un viejo pozo abandonado. Rápidamente, fue a ver qué había pasado. Se encontró que el caballo estaba bien, sin embargo, era viejo y los recursos que había que movilizar para rescatarlo eran muchos. Así que, muy a su pesar, decidió renunciar a su rescate. Lo que sí ordenó fue que sacrificase al animal tirando tierra en el pozo hasta enterrarlo.

Así se hizo y empezaron a lanzar tierra para cubrir al caballo y tapar el pozo. Pero entonces ocurrió algo curioso. El caballo, con cada palada de tierra que recibía, lo que hacía era sacudírsela de encima y utilizarla para subir un poco más el nivel del fondo del pozo. Y con cada palada hacía lo mismo. Hasta que llegó un momento que el fondo del pozo quedó a una altura suficiente que permitió al caballo saltar y salir de su trampa.

Esta historia me gusta porque quiero pensar que el caballo, cuando le empiezan a tirar la tierra encima para enterrarlo en vida, no se para a gritar para quejarse que podrían haber sido más considerados con él ( por cierto, a mí me hubiera parecido muy lógico que gritara eso …).  Sin embargo, acepta que le están tirando la tierra encima sin juzgar las intenciones de los que lo hacen. Para el caballo, la tierra es sólo eso, tierra y no valora si es un arma arrojadiza o que le están tratando de matar a pesar de que es probable que tenga razón. Pero, ¿de que sirve tener razón?. Es por eso que se sacude la tierra de encima y puede aprovecharla en su favor. Me gusta imaginarme que el caballo pensaría “estoy en un hoyo, me tiran tierra, ¿que puedo hacer con esto que me ocurre para tratar de salvarme? Puedo aprovechar la tierra para salir… ¡Claro que sí! ¡Gracias!”. Es por eso que aceptar no significa rendirse sino más bien lo contrario, es el primer paso para hacer algo para salir de una situación problemática de una forma mucho más eficaz que desde la rabia y el rechazo hacia lo ocurrido.

¿Porqué no hacer algo parecido con las críticas? Entonces, cuando te critiquen puedes plantearte si hay algo que te pueda resultar útil. Te puede ayudar si te no te lo tomas como algo personal. Entonces, ¿hay alguna cosa que puedes utilizar para mejorar? ¿Puedes ver algo en ellas que te esté faltando y que puedas aprender? Porque si encuentras respuestas afirmativas a estas preguntas entonces, lo que has conseguido es lo mismo que hizo el caballo con la tierra que le lanzaban: aprovecharla para salir del pozo. Así que la próxima vez que te critiquen, puedes pensar en la historia del caballo por si te sirve de inspiración.

Y si me apuras, lo puedes hacer extensivo a cualquier situación dolorosa que te cueste aceptar. Acepta el dolor, haz el duelo por ello y entonces podrás ver con otros ojos lo que te pasa: será la mirada de alguien que se hace cargo de lo que le pasa, de alguien que pasa de ser víctima de las circunstancias a protagonista de su propia vida.

¡Buen viaje!

 

Acompaño a personas y organizaciones a desarrollar formas de comunicarse para que las relaciones sean eficaces, satisfactorias, saludables y sostenibles.

Sobre nosotros Francesc Bonada

Acompaño a personas y organizaciones a desarrollar formas de comunicarse para que las relaciones sean eficaces, satisfactorias, saludables y sostenibles.

4 comentarios

  1. Qué difícil el camino de la aceptación, buscar lo valioso y desechar lo que no. En cualquier caso, es un camino de crecimiento darse cuenta de lo que comentas. ¡Gracias!

    • Gracias por dejar tu opinión. Comparto contigo el difícil camino de la aceptación. “Nadie dijo que sería fácil, sólo que valdría la pena”.

  2. dentro de un proceso de cambio lo mas dificil es, llevar a la accion, la refleccion ese camino es largo y nada facil pero tambien se hce largo y dificil porque no se conoce en el momento en que se conoce deja de ser largo y dificilme gusta la forma de plantear ese camino creo que es el mas adecuado los felicito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *