¿Hay personas buenas y malas? Una conversación con una adolescente.

Hace unas semanas, la hija de un amigo mío que es adolescente me hizo esta pregunta y me dijo que podría ser un tema para mi blog. Todo un reto. Le he estado dando vueltas y no sabía muy bien cómo podría tratarlo. Al final me he decidido por escribir cómo podría ser un diálogo con una adolescente que me hiciera esa pregunta. Este es el resultado.

¿hay personas buenas y malas?

¿Para qué me lo preguntas?

Porque quiero saberlo, por eso te lo pregunto.

No te digo porqué sino para qué.

No entiendo muy bien qué quieres decir

Quiero decir que si me preguntas si hay buenas y malas personas es que harás alguna cosa con esa respuesta. Vamos, que la respuesta te servirá para algo. ¿Para qué quieres saber si hay personas buenas y personas malas?

Bueno. Si supiera eso sabría de quien me puedo fiar y de quien no.

Supongo que piensas que las personas malas no son de fiar… y si supieras que hay personas de fiar y personas que no lo son, ¿qué conseguirías?

Bueno, si me puedo fiar de alguien puedo estar segura que no me va traicionar. Me podré sentir segura con ella y podré confiar en ella. Sé que estará a mi lado, ….

Entiendo que si supieras que una persona es buena significaría que es de fiar. Entonces podrías estar tranquila, porque para ti es muy importante que haya confianza entre dos personas. ¿Qué pasa cuando tienes confianza con una persona?

Pues que puedes mostrarte tal y como eres. Puedes explicarle las cosas tuyas íntimas sabiendo que van a seguir siendo íntimas.

Ya veo. Supongo que también es muy importante que te acepte tal y como eres. Que haya intimidad entre las dos. ¿Es eso?

Sí. Es eso.

Entonces supongo que si supieras de antemano que existe una persona sería todo mucho más sencillo. Habría personas buenas en las que podrías confiar y personas malas en las que no. Sólo habría que averiguar de qué tipo es cada persona.

Pues sí porque yo no lo tengo nada claro. A veces creo que hay personas que son buenas y luego me decepcionan. Ya no sé a qué atenerme. Otras veces alguien que no es de fiar luego resulta que sí, o al menos me lo parece.

Estás un poco confusa y te gustaría tener más claridad, ¿no?

Lo que yo he entendido es que necesitas seguridad, confianza, intimidad y aceptación de cómo eres. Todas estas necesidades me parecen muy bellas. Tanto que creo que se merecen que disfrutemos un rato de ellas. Por lo tanto, antes de continuar te propongo un pequeño juego. ¿te apetece?

Vale

A ver, dime algo que no te canses de mirar o de escuchar y que disfrutes al hacerlo.

A veces me paso el rato mirando las nubes. No sé porqué pero me relaja.

Bueno, entonces piensa que estás mirando las nubes ….quizás te resulte más fácil si cierras los ojos y te lo imaginas … y siente como si tuvieras … seguridad….confianza…. intimidad…y aceptación de cómo eres…. y  disfrútalo.

……

Bueno, volvamos.

Entonces, cuando dices que te gustaría que hubiera esas dos categorías de personas significa que todavía no lo has encontrado.

No. ¿Y tu?

Pues yo tampoco

Entonces no existen …

No. Sólo te digo que yo estoy como tú. Tampoco he encontrado que las personas se puedan clasificar en esos dos tipos de personas. Sólo eso.

Entonces, ¿cómo te las arreglas?

Bueno. Pues acepto que las personas no se pueden en meter en cajitas para que mi vida sea más fácil. Para mí, las personas no son, sólo están siendo.

Me parece que no te entiendo.

Pues que quizás encuentre que una persona encaja con una categoría, pero esa categoría no es para siempre. Como mucho es una clasificación provisional. Y de vez en cuando reviso si continúa en esa cajita o hay que moverla a otra. No quisiera perderme algo importante por el simple hecho de haberla etiquetado de una forma.

Vaya…

Estas decepcionada porque no tienes la claridad y facilidad que te daría saber que hay categorías fijas para clasificar a las personas.

Sí.

… y tu experiencia con las personas te dice que no siempre son de fiar.

¿Cómo puedo entonces confiar en alguien?

¿Se te ocurre alguna forma de encontrar esa confianza en las personas?

Bueno. Supongo que ya hay personas en las que confío pero me gustaría que pudiera hacerlo para siempre.

O sea que ya confías en algunas personas y te gustaría poder continuar así para siempre aunque intuyes que no hay ninguna garantía para ello. Entonces, ¿qué se te ocurre que podrías hacer?

No sé.

Recuerda eso que es importante para tí. Creo que djiste  seguridad….confianza…. intimidad…y aceptación de cómo eres…. ¿qué cosa concreta podrías pedir a esa persona?.

!Qué difícil ¡

Yo te ayudo

Le pediría que pueda seguir confiando en ella.

Me temo que tu amiga no sabría qué hacer con eso que le estás pidiendo. Pónselo más fácil.

Bueno, le diría que hasta hoy he confiado en ella. Que siempre me ha escuchado y me ha aceptado tal y como soy y eso para mí es muy importante.

Ese sería un muy buen comienzo. Le dices aquello que valoras y es importante para tí. A mí me gusta. Continúa, por favor.

No sé cómo decirle que me gustaría que pudiéramos continuar así…

Pues yo se lo diría simplemente así, tal y como has dicho. También creo que sería conveniente saber qué le pasa a ella con todo esto que le estás explicando. ¿Qué le podrías preguntar para saber cómo se siente con lo que le estás diciendo?

¿Cómo estás después de decirte lo que te he dicho?

Creo que es una buena pregunta para conectar con ella. Depende de lo que te diga podrás saber si continúa estando en la cajita de los que se puede confiar. Ya me dirás.

¡Vale ! ¡Gracias y hasta luego!

¡Adiós!

 

Hasta aquí el diálogo y mi pregunta para vosotros ¿Ponéis vosotros a las personas en cajitas para haceros la vida más fácil? Supongo que todos lo hacemos. La cuestión sería si, una vez que habéis clasificado y etiquetado a una persona, ¿revisáis en algun momento esa clasificación? Poner las personas en categorías nos simplifica la vida pero tiene sus riesgos. ¿Qué posibilidades os abre y cuales os cierra la etiqueta que habéis puesto a una persona?

Aquí os dejo el link a otro artículo relacionado por si queréis continuar la reflexión:  clica en  Etiquetar a las personas. Efectos secundarios

¡Buen Viaje!

 

 

 

 

Acompaño a personas y organizaciones a desarrollar formas de comunicarse para que las relaciones sean eficaces, satisfactorias, saludables y sostenibles.

Sobre nosotros Francesc Bonada

Acompaño a personas y organizaciones a desarrollar formas de comunicarse para que las relaciones sean eficaces, satisfactorias, saludables y sostenibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *