Max y su sombra

El post de hoy va a tratar de un libro. Se trata de Max y su sombra de Jose Luis Regojo. Es un pequeño cuento ilustrado por Laura Borràs. Bueno, en realidad es pequeño en extensión pero enorme en contenido.

Es un cuento para pequeños, porque entretiene, pero sobretodo es una metáfora profunda y delicada acerca de un tema que no es nada fácil de tratar: la muerte y específicamente el suicidio. En una sociedad líquida (ver nota a pie de página), en la que las personas tratan de vivir de una forma superficial, donde se trata de huir de lo incómodo, es una gran noticia poder ver que hay quien puede tratar este tema con esta naturalidad y delicadeza.

En nuestro afán de proteger a nuestros hijos muchas veces tratamos de evitar que sean testigos de cosas desagradables como la muerte. Cuando mis hijas eran pequeñas nos habían acompañado en algún funeral. Al verlo, algunas personas extrañadas nos preguntaban ¿lleváis a las niñas a una cosa como esta? Mi pregunta es, ¿de qué queremos proteger a nuestros hijos? ¿de qué sirve que no vean el sufrimiento que conlleva la vida? ¿Acaso las cosas tristes no son tan reales como las alegres? ¿Podría existir la alegría sin la tristeza? ¿Podría haber vida sin la muerte?

Tratar de huir de eso es como tratar de escapar de nuestra sombra. La vida y la muerte, la luz y su sombra son las dos caras de una misma hoja. Es imposible separarlas. Así, en el relato de José Luis Regojo lo que hace Max es hacerse amigo de su sombra.

-Estoy cansada de caminar tanto y tengo un poco de frío – respondió la sombra-. ¿Podemos volver?

– ¡De acuerdo! Acércate a mi, no tengas miedo – le dijo Max-. ¿Porqué la gente te tiene tanto miedo? – le dijo esbozando una sonrisa cálida-. Incluso tienes frío, síntoma que tienes corazón: no se puede tener frío si no se tiene corazón.

El tratar de escapar de algo real pero que no nos gusta (link ->Estrategias para evitar el dolor) me conecta con el tema de las emociones. Son desconocidas porque nadie nos ha hablado de ellas y es natural tener miedo a aquello que no conocemos. Pero ignorarlas no sirve de nada porque siguen estando allí. Todos sabemos que tienen un papel fundamental en nuestras vidas pero preferimos engañarnos diciéndonos que no son tan importantes y que no nos influyen para nada.

Si somos capaces de acercamos a las emociones aceptándolas, sin juzgarlas, sólo entonces, pasará como con la sombra de Max, que tendrán la confianza de abrirse a nosotros para explicarnos que persiguen algo que es muy importante para nosotros. Los sentimientos que llamamos “desagradables”  (link -> listado de sentimientos) nos quieren avisar que hay necesidades universales (link -> listado de necesidades) que valoramos mucho y que no se están satisfaciendo. Es su manera de decirnos que hagamos algo con lo que nos está pasando, pero hay que saber escucharlas.  Si no lo hacemos, gritarán más y más hasta que decidamos escucharlas. (link ->Las emociones no se pueden controlar pero sí gestionar)

 

Por otra parte, hay otro gran tema tratado en el cuento que es el de la importancia del silencio. En otro momento Max tiene la siguiente conversación con su sombra:

 – ¿Hoy qué haremos?

– Te enseñaré a pintar con tinta china. – le dijo Max-. Mira, lo importante es el silencio al girar la barra de tinta sobre el tintero para que se diluya con el agua. Observa los espacios y no tanto los trazos. Lo importante son los vacíos … como tus silencios ¿Verdad que me entiendes?

La sombra no contestó. No hacía falta. Le resbaló una lágrima.

¿Porqué son tan importantes los silencios? Porque los silencios es el lugar donde todo es posible. Son como una semilla infinita: potencialidad pura. Los silencios dan espacio. Los silencios permiten que las cosas puedan pasar. Los silencios hablan por sí mismos porque dejan espacio a la reflexión, o simplemente a sentir la presencia del otro en una conversación. Eso puede ser mucho más potente e intenso que mil millones de palabras. Todos conocemos lo que puede transmitir una mirada, un gesto, una caricia ….

Por todo esto y más cosas que vosotros descubriréis si leéis el cuento no puedo hacer otra cosa que recomendaros la lectura de Max y su sombra. Un libro para saborearlo con calma. Un libro para leer a un niño, y que os permitirá continuar disfrutando de vuestra mutua compañía con una conversación llena de silencios sugerentes y enriquecedores … para los dos. Un libro para leeros a vosotros mismos y que espero que os alimente el alma tanto o más que a mí.

Aquí tenéis algunas ilustraciones:

¡Buen Viaje!

——————–

 Podéis encontrar el libro en Amazon

Modernidad líquida: EL sociólogo Zygmunt Bauman es el autor del concepto «modernidad líquida» para definir el estado fluido y volátil de la actual sociedad, sin valores demasiado sólidos, en la que la incertidumbre por la vertiginosa rapidez de los cambios ha debilitado los vínculos humanos. Lo que antes eran nexos potentes ahora se han convertido en lazos provisionales y frágiles.

Acompaño a personas y organizaciones a desarrollar formas de comunicarse para que las relaciones sean eficaces, satisfactorias, saludables y sostenibles.

Sobre nosotros Francesc Bonada

Acompaño a personas y organizaciones a desarrollar formas de comunicarse para que las relaciones sean eficaces, satisfactorias, saludables y sostenibles.

5 comentarios

  1. Artículo desde una perspectiva muy interesante.
    Puntos de vista complementarios aquí: http://joseluisregojo.blogspot.com.es/2013/01/max-y-su-sombra.html

  2. es maravillosso todo lo que haces gracias….

  3. Para ver algunas ilustraciones del libro: http://www.youtube.com/watch?v=CfJhQf1yhlM

  4. ¡Hola José Luis!,dejaste tu enlace en mi blog,y vale la pena visitarte,no lo borraré,mereces que visiten y lean tu obra,muy profunda y hermosa.Quien escribe para niños(pequeños y grandes),posee una sensibilidad especial.¡Mis respetos y felicitaciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *