¿Gestionas el tiempo o el tiempo te gestiona a ti?

La gestión del tiempo es un mito porque es algo imposible. Cinco minutos son cinco minutos, ni más ni menos. Y por mucho que nos esforcemos, el día no va a tener más de 24 horas, que por otra parte, es el mismo tiempo que disponen todos los humanos que vivimos en la tierra. Alguien podría pensar que es una manera de hablar. Que hay que entender el tiempo como un recurso muy valioso y que como tal, hay que gestionarlo. Si lo tomamos desde este punto de vista, me parece válido aunque para mí conlleva un peligro, que es que no quede claro la componente de gestión y, sobretodo, que quien debe gestionarlo es uno mismo.

Cuando leo biografías de personas destacadas me pregunto cómo es posible que hayan llevado una vida tan intensa y que hayan hecho tantas cosas, sobre todo cuando pienso que el día tiene las mismas horas para ellos que para mí.  ¿Cómo lo han logrado?  ¿Qué hacen diferente del resto de los mortales? Si el tiempo es el mismo pero hay personas que consiguen más resultados que otras, está claro que es una cuestión de productividad. Continuar leyendo