¿Cambiar el mundo?

En el momento de empezar el nuevo año todos tenemos los mejores deseos. Algo que se acostumbra a desear el que el año que ha de venir sea mejor que el anterior. También es ese mi deseo. ¿Hay que esperar que eso suceda o puedo hacer algo yo? ¿Puedo cambiar el mundo para que sea mejor? Cambiar el mundo, quizás eso sea algo muy pretencioso. Esto es lo que he escrito para el 2015.

¡Feliz año y buen viaje!

αααααααααααααααααααααααααααααααααααααααααααααααααααααααααααααααααααααααααααααααααααααααα

Quiero cambiar el mundo

¿Tengo miedo al cambio?
…o quizás tenga miedo a no ser capaz de cambiar.

¿Tengo miedo a perder el trabajo?
… o quizás tenga miedo a no saber encontrar otro.

¿Tengo miedo a envejecer?
… o quizás tenga miedo a no saber vivir la vejez con plenitud.

¿Tengo miedo de la muerte?
… o quizás tengo miedo cuando pienso que no hay nada más.

¿Tengo miedo a no tener la razón?
… o quizás sólo tengo miedo a que no me escuchen.

¿Tengo miedo al conflicto?
… o quizás tengo miedo a no saber recuperar la conexión y la tranquilidad.

¿Tengo miedo a la soledad?
… o quizás tengo miedo a no vivir conectado.

¿Tengo miedo a perderme?
… o quizás sólo tengo miedo a no saber volver.

¿Tengo miedo a lo desconocido?
… o quizás sólo tengo miedo a no saber.

¿Las cosas hacen miedo?
… o quizás sólo soy yo el que tiene miedo a las cosas.

¿El miedo está ahí fuera?
… o quizás sólo vive en mi interior.

Y me digo

¿Tiene que cambiar el mundo para que yo no tenga miedo?
…o quizás sólo basta con que yo cambie.

Cuando yo cambio, El mundo cambia…

Así que

Si quiero cambiar el mundo
Quizás sólo baste que yo cambie.

Yo decido.
Tú decides

ΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩ

Acompaño a personas y organizaciones a desarrollar formas de comunicarse para que las relaciones sean eficaces, satisfactorias, saludables y sostenibles.

Sobre nosotros Francesc Bonada

Acompaño a personas y organizaciones a desarrollar formas de comunicarse para que las relaciones sean eficaces, satisfactorias, saludables y sostenibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *