¿Cómo construyes tu seguridad?

por | 06/09/2012

La necesidad de seguridad es una de las más básicas, tanto a nivel individual como colectivo. En un mundo hostil, sin certezas, necesitamos construir espacios donde podamos estar seguros, tranquilos, en el que podamos hacer predecible el futuro y así rebajar nuestra ansiedad. Si lo ceñimos al entorno personal, la cuestión es preguntarse sobre el tipo de estrategias que  utilizamos para construir nuestra seguridad.

En primer lugar decir que cualquier estrategia que utilicemos tendrá la intención de encontrar esa seguridad perdida. Sin embargo, dependiendo qué tipo utilicemos, nuestros resultados serán unos u otros. Podríamos hacer una primera clasificación. Así tenemos las estrategias tipo «OUT» y por otro lado las tipo «IN». Permitidme que os lo explique.

Las estrategias que llamo tipo «OUT» son las que buscan dotarnos de elementos externos que nos aporten seguridad al contrario de las del tipo «IN» que se centran en desarrollar habilidades personales que aportan más garantías para afrontar las amenazas o incertidumbres del mundo exterior. La primera se centra en dotar elementos externos de seguridad, la segunda, de elementos internos.

Pongamos un ejemplo. Supongamos que mi entorno laboral se está volviendo inseguro y quiero protegerme de ello. Estrategias del tipo «OUT» serían aquellas que van encaminadas a proteger las circunstancias de mi puesto de trabajo. Así, por ejemplo, podría tratar de blindar mi contrato laboral, ya sea porque tengo capacidad de negociación con la empresa o bien me podría hacer miembro del Comité de Empresa (aunque ya sé que hay otros motivos que mueven a las personas a ser miembros de un Comité de empresa, como por ejemplo, mejorar las condiciones laborales de un colectivo), …También trataría de impedir cualquier cambio que supusiera una amenaza al «status quo» actual. En definitiva, lo que buscaría son estrategias para blindar mi situación, para que todo quede igual y así asegurar mi posición y conseguir seguridad.

Por el otro lado estarían las estrategias tipo «IN» que serían todas aquellas encaminadas a conseguir ser un profesional más preparado, más hábil, con más competencias. De este modo se abrirían mis posibilidades de acometer proyectos más complejos, estaría más preparado para asumir más responsabilidades ya que me convertiría, día a día, en un profesional cada vez más valioso. Además si la empresa en la que trabajo dejara de ser viable, yo tendría más oportunidades de encontrar un trabajo en otro lugar. Como vemos, es otro modo de conseguir seguridad ya que los esfuerzos se centran en mi, en desarrollarme como profesional, lo cual redunda en darme mayor seguridad ante las cosas que nos puede traer el futuro.

Os pondré otro ejemplo referido a mi ámbito personal. Concretamente, a mi, el viajar me estresa. El conocer otros países me gusta, pero lo que no me gusta es el traslado hasta el lugar de destino.  La incertidumbre de lo que puede llegar a pasar durante el viaje me produce una cierta ansiedad. ¿Qué podría hacer para protegerme?

La estrategia tipo «OUT» más radical que puedo utilizar es la de evitar los viajes a pesar que me guste conocer otros lugares y países distintos. De esta manera desaparece la circunstancia estresante que es el viaje. Y en ocasiones es la que he utilizado.

Por otro lado, poner en marcha estrategias tipo «IN» supone que yo he desarrollado las habilidades para resolver las incidencias que se pueden producir en un viaje. Por esta razón estaría confiado y me mostraría seguro en poder resolver cualquier situación que se produjera por lo que no evitaría los viajes y cumpliría con mi deseo de conocer otros países y culturas diferentes. Sin embargo, para desarrollar esta “habilidad” me tengo que poner a prueba, exponerme y no evitar aquello que incomoda… Vamos, que evitar aquello que me inquieta es una solución que funciona a corto plazo pero no me sirve para que pueda incrementar mis competencias y para desarrollarme como persona.

Los dos tipos de estrategias son igualmente legítimas ya que buscan cubrir la necesidad básica de seguridad. La cuestión es que las tipo «OUT»,  al centrarse en protegerse del exterior, hace que su éxito dependa de la estabilidad de las protecciones exteriores que se puedan construir, o de los embates de las circunstancias de la vida. Las tipo «IN», a priori pudieran parecer más débiles. Sin embargo no dependen de circunstancias externas sino que únicamente dependen de uno mismoLa responsabilidad está en nosotros, lo cual tiene una doble vertiente. Al no depender del exterior, no tenemos porqué ocuparnos de las circunstancias externas, que por otra parte, no podemos controlar. Por otra parte, el centrar la responsabilidad en nosotros supone invertir tiempo y energía en desarrollarnos nuestras habilidades y competencias, en definitiva convertirnos en mejores personas.

A modo de metáfora, con las estrategias OUT lo que  hacemos es construirnos un buen castillo para protegernos del exterior que es hostil, mientras que con las de tipo IN lo que hacemos es convertirnos en hábiles guerreros capaces de afrontar cualquier amenaza.

Podríamos pensar en combinar estrategias de ambos tipos aunque, en mi opinión, no creo posible hacerlo simultáneamente. Quizás decidas construir tu castillo y vivir en él mientras entrenas las  habilidades que te permitan salir al exterior con garantías… O quizás encuentres otra combinación. En cualquier caso hay que hacer una elección, ¿En que tipo de estrategias vas a invertir? Esta es la cuestión.

Por cierto, escribo esta entrada justo antes de salir de viaje. Deseadme un …

¡Buen viaje!

Acompaño a personas y organizaciones a desarrollar formas de comunicarse para que las relaciones sean eficaces, satisfactorias, saludables y sostenibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.