Cómo transformar los pensamientos perturbadores: el mensaje oculto de las “tormentas mentales”

Hola, si leíste la última entrada (Tormentas imaginadas) entonces creo que te diste cuenta que quizás me sea útil dejar de huir de esos momentos en los que tengo pensamientos perturbadores y decidida afrontarlos para averiguar ese mensaje que se supone puede ser tan valioso para mi. Supongo que también quiero cerrar lo antes posible esos momentos de crisis, ya sea porque se han convertido en pensamientos circulares (Los pensamientos tipo “Rueda de Hamster”) que no solucionan nada, o bien porque son pensamientos que vuelven a aparecer al cabo de un tiempo de forma más intensa todavía.

Por otra parte, si no has leído mi post anterior quizás te apetezca saber cómo encontrar cual es ese mensaje valioso que hay en los pensamientos perturbadores. Sin embargo, antes de continuar quiero hacerte una advertencia: si lo que esperas as algún método para evitarlos o eliminarlos, ya no hace falta que continúes leyendo. En mi opinión, cuando no les hago frente lo que consigo es una tormenta posterior de mayor intensidad. Por el contrario mi propuesta es que atravesemos juntos la tormenta sin evitarla, porque la clave para superarla está precisamente en la tormenta. Supongo que hay otros caminos, y me encantaría que fueran más fáciles, pero yo no los conozco. A pesar de esto, ¿quieres acompañarme?

Cómo descubrir el mensaje oculto detrás de los pensamientos perturbadores.

Lo primero que se me ocurre es la siguiente pregunta, ¿qué es un pensamiento perturbador? La respuesta lógica es que debe ser algo que pienso que me perturba. Pero, ¿perturba qué? Veamos el significado de la la palabra perturbador extraído de Wordreference

* tr. Trastornar el orden y el estado de las cosas. También prnl.:
su retraso perturbó el programa.
* Quitar la paz o tranquilidad a alguien:
un fuerte golpe perturbó mi sueño.
* Hacer perder el juicio a una persona. También prnl.:
se perturbó cuando murieron sus padres.

Así que hay pensamientos que tienen la facultad de quitarme mi paz y mi tranquilidad, que trastornan mi orden interior y que incluso pueden hacerme perder el juicio. Con todo esto la lógica diría que es mejor que elimine eso que es tan perjudicial. Sin embargo yo creo que no, y te diré porqué. Yo tengo la creencia que cuando tengo pensamientos perturbadores y me siento intranquilo, ansioso o tengo cualquier otro sentimiento o sensación corporal desagradable, es porque hay una necesidad o valor universal que no está satisfecho y que es importante para mi.

Entiendo las necesidades y los valores universales como lo hace la CNV, (Comunicación NoViolenta) es decir todo aquello que mueve a los seres humanos a hacer las cosas que hacemos. Las necesidades y los valores universales son esenciales en nuestras vidas. Así hay necesidades vitales cómo son el respirar, comer, beber, dormir, evacuar; también existen las necesidades de seguridad tanto material como afectiva; finalmente también se incluyen las necesidades de desarrollo del ser humano como son la contribución a la vida, la de dar sentido, etcétera.

Si esto es así y elimino esa sensación desagradable entonces dejo de saber cual o cuales son las necesidades universales que no están satisfechas. Quizás te preguntes porqué es tan importante saber esto. Yo creo que es fundamental porque sólo si sé cuales son las necesidades y los valores que no están cubiertos podré hacer peticiones y realizar acciones que me permitirán satisfacerlos.

Se trata de actuar sobre la raíz de la situación problemática y no sobre su efecto. Si me siento mal habrá que saber qué necesidades y valores me están faltando. Cuando lo sepa podré poner en marcha acciones encaminadas a satisfacer esas necesidades y no otras. Si no, es como hacer cosas a ciegas esperando que algo de lo que haga funcione. Ésa es una forma muy poco eficaz de funcionar que me puede llevar a la extenuación y a la desesperación, ¿no te parece?

Esta es la razón por la que creo que precisamente en el problema está la clave para encontrar la solución. Sólo si aguanto la tormenta y me adentro en ella seré capaz de encontrar las claves que me van a permitir salir. Lo que quiero decir con esto es que, el mensaje oculto es que hay necesidades y valores universales muy importantes y valiosos para mi que no están satisfechos. Saber me aporta dos cosas muy valiosas.

La primera es que hay una poderosa razón que justifica el hecho que yo me sienta intranquilo o ansioso. No me pasa nada raro, no estoy enfermo ni tengo que curarme de nada, sino que simplemente me siento mal porque hay una o varias necesidades y valores universales muy importantes para mi que no están satisfechas. Saber que lo que me pasa es por una buena razón de peso, me da mucha tranquilidad. La segunda es que ahora puedo emprender acciones para solucionar eso que tanto me inquieta. Así que lo que te propongo es un método para poner en acción esto que te estoy explicando.

Pasos para deshacer los pensamientos perturbadores.

1. Reconocimiento de esos pensamientos

El primer paso consiste en reconocerlos y aceptar que existen. Anotarlos en un papel a medida que van saliendo hasta que veamos que los que apuntamos ya se repiten. Seleccionar uno de la lista, el que nos parezca que es más intenso o el que creemos que tiene más efecto perturbador. Se trata de ir uno a uno.

2. Buscar las necesidades y valores universales

De lo que se trata es que, de la lista que te adjunto (lista de necesidades y valores universales), selecciones cual de ellas te resuenan de forma más intensa que te están faltando cuando piensas lo seleccionado del paso 1.

3. Honrar las necesidades

Como hemos visto antes, el pensamiento es perturbador porque te están faltando una o varias necesidades. Si la sensación es muy intensa significa que esos valores y necesidades universales que te faltan son muy, muy, muy importantes para ti. Así que creo que se merecen un tiempo para que los honres. A mi me gusta leerlos con lentitud para poder sentir en el cuerpo lo importantes y valiosos que son para mi. Supongo que cada uno puede encontrar su forma de honrarlas. Este paso es para mi absolutamente crítico. Así que tómate el tiempo que necesites para honrar eso que es tan importante para ti.

Puedes pasar al siguiente paso si, y sólo si, has notado que se ha producido un cambio, y ese sentimiento o sensación que antes existía se transforma en algo más tranquilo y sereno, aunque sea una tristeza serena. Si no se produce el cambio, el sistema no funcionará.

4. Plan de acción

Una vez que ya sabes cual es la necesidad o necesidades no satisfechas y has dedicado el tiempo suficiente a honrarlas ahora puedes ir a tu plan de acción. De lo que se trata es que hagas una petición hacia ti mismo y/o hacia los demás para tratar de satisfacer esa necesidad no satisfecha. ¿Qué te puedes pedir a ti mismo o a los demás, que sea realizable en el momento presente y que sea concreto? Si quieres aquí te dejo un enlace a un post en el que trato de cómo hacer peticiones.  (Cómo hacer peticiones eficaces,Las 4 características de las peticiones eficaces )

Conclusiones.

En el artículo de hoy he tratado de explicarte la importancia que tiene observar los pensamientos perturbadores porque precisamente en ellos está la clave que me permitirán superarlos. También te he explicado un método en 4 pasos que ayudan a descubrir el mensaje que esconden esos pensamientos, lo cual me permite emprender acciones que me llevarán a superarlos.

Soy consciente que este método aunque sea sencillo, requiere práctica y que está lleno de matices. Así que, si estás interesado en que lo practiquemos juntos, déjame tus datos en el apartado de contacta y te avisaré del próximo evento dedicado a ello que ya estoy preparando. Recuerda que las plazas son limitadas y estaría encantado si pudieras venir. Hasta pronto y…

¡Buen viaje!

Acompaño a personas y organizaciones a desarrollar formas de comunicarse para que las relaciones sean eficaces, satisfactorias, saludables y sostenibles.

Sobre nosotros Francesc Bonada

Acompaño a personas y organizaciones a desarrollar formas de comunicarse para que las relaciones sean eficaces, satisfactorias, saludables y sostenibles.

4 comentarios

  1. gracias!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  2. gracias!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *