Lo digo o no lo digo, esta es la cuestión: 3 pasos para resolver un conflicto interno

https://i0.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/2/2a/Face_Off.jpg?resize=388%2C258En alguna ocasión me he encontrado ante el dilema de si tengo que expresar  algo que es importante para mi aunque eso pueda incomodar a otra persona que me importa, o es mejor callarme y no decirlo, para tratar de preservar el “buen rollo ” de la relación ya sea en el entorno de las relaciones personales como las profesionales.

Lo que me ocurre es que cualquiera de las dos opciones que escoja no me satisface porque, expresar mis necesidades y inquietudes es  a costa de provocar un daño en la otra persona con lo que puede significar eso en la relación. Pero si escojo callarme, cuido la relación a costa de expresar mis propias necesidades.

Lo que me pregunto es, ¿habría alguna manera de actuar que no signifique que tenga que perder algo valioso? Yo creo que sí es posible. ¿Te apetecería saberla?


Hay una cita atribuida a Albert Einstein que seguramente conocerás que dice:

Los problemas no se pueden solucionar en el mismo nivel de conciencia en el que fueron creados

Apliquemos esta forma forma de resolver los problemas para encontrar una solución donde el ganar/ganar sea posible. Los conflictos se crean a nivel de estrategia, por lo tanto, lo que tengo que hacer es cambiar a otro nivel. Pero ¿cual es? La pista nos la proporciona la C.N.V. (Comunicación NoViolenta) porque se mueve en un lugar diferente al de las estrategias, un lugar donde las partes en conflicto sí se pueden ver: es el nivel de las necesidades. Cuando las partes en conflicto han podido verse a ese nivel, entonces se puede bajar otra vez al de las estrategias con una probabilidad muy alta de encontrar alguna que funcione para las partes en conflicto. Pongamos un ejemplo concreto para entenderlo mejor

Aplicación de la CNV a un conflicto interno

Apliquemos el método con el ejemplo que te he explicado al principio. Recordemos mi dilema: explico algo que me molesta de otra persona pero entonces, la otra persona se molestará conmigo y yo quiero evitarlo porque quiero cuidar la relación. La otra opción es callarme y así no molesto a la otra persona, pero entonces yo no puedo expresar mi malestar ni puedo pedirle nada que haga mi vida más fácil. ¿Cómo lo resuelvo?

La solución: 3 pasos para resolver un conflicto interno

Primer paso

Consiste en moverse del nivel de estrategia al de necesidades. ¿Cómo se hace? Indagando sobre qué necesidades y valores universales están presentes en cada una de las opciones. Vamos a por ello.

Estrategia 1. Me callo.

Elijo callarme porque para mi es muy importante la tranquilidad, y la conexión con otras personas. Me explico. Si me callo evito el conflicto y lo hago porque para mi es valiosa la tranquilidad y la paz. Por otra parte, al evitar el conflicto evito causar un daño a la relación. Así que, las necesidades y valores universales que están presentes en esta estrategia son la tranquilidad, la paz, el cuidado y la conexión. Hagamos lo mismo con mi otra opción.

Estrategia 2. Expreso mi opinión

Cuando decido expresar mi incomodidad, están presentes mis necesidades de auto cuidado y de auto reconocimiento, porque expresar lo que es importante para mi, es un reconocimiento que mis necesidades son legítimas y valiosas.

Segundo paso

Consiste en reconocer lo valiosas e importantes que son las necesidades que están vivas en cada una de las estrategias. Así, me doy cuenta que las necesidades de tranquilidad, paz, cuidado de los demás, conexión son muy importantes y valiosas para mi. Al mismo tiempo veo y siento que el (auto)cuidado y el auto (reconocimiento) también son necesidades muy vivas e importantes para mi en este momento.

Ver y sentir la belleza de estas necesidades me permite conectar con aquello que es valioso y esencial de cada una de las estrategias y esto tiene consecuencias. La primera es que esto me permite reconocer y hacer legítimas las dos estrategias porque tras ellas se esconden valores y necesidades universales muy vivos y valiosos para mi. La segunda es que esto me predispone a tener a tener una actitud de colaboración, porque las dos estrategias, a pesar de estar confrontadas se mueven en busca de algo valioso para mi. Lo que es esencial de ambas estrategias es lo que quiero conservar, así que me desapego de una estrategia concreta y estoy abierto a cualquier otra siempre que las necesidades y los valores que quiero preservar estén presentes. Ahora ya puedo moverme hacia el paso siguiente.

Tercer paso

Consiste en encontrar estrategias siempre que las necesidades y los valores universales de las dos partes en conflicto continúen estando presentes. Se trata de poner en marcha la creatividad para encontrarlas. Siguiendo con el ejemplo se me ocurre una estrategia que podría ser expresar mi opinión pero de la siguiente forma:

“Quiero explicarte que me siento incómodo y molesto con esto que has hecho. Por otra parte me inquieta expresarte esto porque temo que esto puedo estropear la buena relación que tenemos., así que me gustaría saber qué piensas con esto que te estoy diciendo.”

Valoración del ejercicio

La estrategia escogida es satisfactoria por lo siguiente. Recordemos que lo que quería conseguir es una estrategia que satisfaga las necesidades de las dos partes en conflicto, que eran la tranquilidad, paz, cuidado de los demás, conexión, (auto)cuidado y el auto (reconocimiento). Al expresarme de la forma en que lo he hecho se satisfacen las necesidades de auto cuidado y auto reconocimiento porque manifiesto mi incomodidad a la otra persona. Al expresarlo pongo de manifiesto qué es lo que me está faltando como un primer paso para hacer una petición. Con eso satisfago las necesidades de auto cuidado y auto reconocimiento.

Al mismo tiempo, al manifestar que es importante mantener una buena relación estoy expresando mi necesidad de conexión y me cuando expreso de forma honesta mi incomodidad lo que estoy tratando de hacer es aliviarla, así que también busco la tranquilidad y la paz. Finalmente, al pedir a la otra persona su opinión sobre lo expresado, estoy mostrando mi interés hacia el otro, así que continúa siendo una forma de buscar la conexión y la paz.

En conclusión, cuando me expreso de forma honesta, lo que pretendo transmitir el siguiente principio: yo soy importante y valioso. Estoy interesado en saber cómo lo que digo te impacta, porque también eres importante y valioso.

Epílogo

Finalmente quisiera añadir una última cosa que me parece muy relevante. Cuando yo pido a la otra persona que me diga cómo recibe lo que le estoy diciendo sólo podré hacer una verdadera escucha si tengo claro que yo puedo estimular sus sentimientos pero nunca soy el responsable de cómo se siente. (Consulta la diferencia entre causa y estimulo)

Si yo no tengo clara esta distinción entonces me sentiré culpable cuando la otra persona exprese sentimientos negativos y los atribuya, por ejemplo, a mi falta de sensibilidad. Si caigo en se juego entonces me veré obligado a defenderme por las acusaciones y desde esa posición me será imposible escuchar como se siente la otra persona y cuales son las necesidades que hay detrás de sus quejas, reproches o acusaciones.

En el momento que me creo que soy el responsable de su malestar, entonces me veo obligado a arreglar su estado de ánimo cuando de lo que se trata es de escuchar de forma auténtica a la otra persona para poder descubrir las necesidades que puedan haber tras esas quejas. Se trata de escuchar de forma empática y es imposible hacerlo cuando yo mismo me siente culpable por la acción que ha desencadenado ese sentimiento.

Por último decirte que el sentimiento de culpabilidad puede ser una magnífica ocasión para hacer un ejercicio de auto empatía y descubrir que maravillosas necesidades y valores universales se esconden tras el sentimiento tan destructivo. Eso me aportará la claridad necesaria que me permitirá transformarlo en algo al servicio de la vida. Pero eso lo dejamos para un futuro artículo, ¿te parece?

¡Buen viaje!

 

Quizás también te pueda interesar el post: no es lo mismo sincero que sincericida.

Acompaño a personas y organizaciones a desarrollar formas de comunicarse para que las relaciones sean eficaces, satisfactorias, saludables y sostenibles.

Sobre nosotros Francesc Bonada

Acompaño a personas y organizaciones a desarrollar formas de comunicarse para que las relaciones sean eficaces, satisfactorias, saludables y sostenibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *