Expresar vulnerabilidad

Expresar la vulnerabilidad pueda ayudar a resolver un conflicto

Marshall Rosenberg

En un situación de conflicto, podemos atacar, defender o huir. Alguien siempre queda resentido y la relación
siempre pierde. Parece inevitable. ¿O no?

Imagina que hay dos personas decide romper su relación. La persona que da el paso sus razones tendrá. La perspectiva de la otra persona es que su dolor es causado por la decisión de la otra persona, lo que la convierte en víctima y automáticamente a la otra en culpable. Desde esta mirada, puede emprender acciones para atacar, con la expectativa de reducir así su dolor.

La #CNV nos propone primero darnos cuenta que, si hay dolor, primero hay que protegerse para que no nos
hagan más y luego toca cuidar ese dolor ( https://rumbointerior.com/castigar-una-planta/) Así la persona dolida puede reconocer el impacto de eso en su auto-estima y buscar estrategias para recuperarla. Y sobre todo darse cuenta de la necesidad de empatía para que se reconozca el tremendo dolor que le ha supuesto la decisión de la otra persona.

Ahora apliquemos lo que nos propone la cita. Supondría tratar de hablar con la otra persona para mostrar su vulnerabilidad en forma de necesidad de empatía. Le podría decir: «Recuerda la última vez que una persona te rechazó. ¿Cómo te sentiste? … ¿Ahora podrías decirme cómo crees que podría estar sintiéndome ahora? » Lo ideal será que la otra persona no se pusiera a la defensiva y escuchara empáticamente. Lo fácil es sentirse culpable y pedir perdón pero eso no le sirve a la otra persona. Escuchar con empatía por el dolor estimulado es mucho más sanador que pedir perdón.

¿Qué es lo que me parece más revolucionario de este planteamiento? Pues que si consigue que la otra persona escuche empáticamente su dolor, conseguirá curar su herida antes. Es auto-cuidado al 100%. Incluso, si la persona no le ofrece empatía que espera podría buscarla y encontrarla en otras personas. En cambio, el ataque hacia la otra persona, puede se un
breve analgésico para su dolor, pero creo que no ayuda a que se cure la herida.

¿Qué te parece? Me encantaría recibir tus comentarios

¡Buen viaje!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× ¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: