Las circunstancias, ¿una oportunidad?

No odies la circunstancia, te podrías estar perdiendo una bendición

Marshall Rosenberg

Esta cita del creador de la #ComunicacionNoViolenta es de aquellas que me provoca una cierta reacción contraria. Por ejemplo supón que pincho una rueda de camino a una importante reunión y alguien me responde con esta cita. Seguramente diría, «me pasa algo malo y encima me dices que es es una oportunidad, anda ya!!» 

Esta reacción viene porque si me ocurre algo desagradable, quizás lo que menos necesito en un primer momento es un consejo, por muy acertado y bien intencionado que sea. Dar consejos no es empatía

Ahora bien, objetivamente ¿podría ser cierta la frase? Es decir, ¿me podría estar perdiendo una bendición? Vamos a verlo.

Lo primero que nos propone Marshall R. es que no odiemos la circunstancia. Apliquémoslo a nuestro ejemplo. Mientras odio la circunstancia puedo dar una patada a la rueda, puedo gritar, puedo dar vueltas al coche,… pero la rueda sigue pinchada y yo parado. Así que odiar la circunstancia no ayuda. ¿Significa eso que debo estar contento? Yo creo que no. 

Lo que nos propone la #ComunicacionNoViolenta es conectar con la rabia pero de una forma diferente. Siguiendo con el ejemplo, acepto que siento rabia porque el pinchazo me va a impedir llegar a la hora acordada con una persona que me importa. Así que el compromiso y la consideración hacia las personas son mis necesidades / valores que están en juego. 

Ahí es dónde viene la segunda parte de la cita. Ser consciente de estos valores y necesidades me puede llevar a llamar para avisar que llegaré tarde antes que reparar el pinchazo. Sin tener consciencia de esto quizás hubiera reparado la rueda y luego habría salido disparado sin llamar. Seguramente habría llegado tarde y además habría sido menos considerado por no avisar. 

En conclusión, en el problema está la esencia de la solución. Por eso creo yo que Marshall R. nos propone tratar y saber escuchar la circunstancia como si fuera una bendición, por muy desagradable que sea. No porque eso sea lo correcto, sino porque és lo más práctico y eficaz que podemos hacer. Como diría el cocinero Marc Ribas, 

¡ Brutal !

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× ¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: